escucho a mi admirado Juan Freire en su intervención en Zinc Shower el pasado mes de Mayo.

creo que tiene razón en todo lo que dice y me gusta en particular la referencia a Herzog, pero tengo mis dudas sobre la necesidad de cambiar la denominación “industrias creativas” por “economía creativa”.

industry” en inglés se refiere a la actividad y se asimila a “sector“: “creative industries” es un sinónimo de “creative sector“, que sería “sector creativo” en español. se ha traducido literalmente por “industrias creativas” por lo de los “falsos amigos” (un clásico en el oficio de la traducción) e “industria”, en español, tiene una connotación fabril que, efectivamente, estaría fuera de lugar.

aun así, si aceptamos que “economía” es la “administración de recursos escasos”, “economía creativa” sería un oximoron puesto que la gran diferencia de los procesos de producción tradicionales y los que se basan en los activos intangibles, como la creatividad, es que éstos no son escasos.

el hecho de que no son escasos y que, por lo tanto, no están sujetos a la ley de rendimientos decrecientes, es lo que está poniendo en jaque toda la teoría de gestión que en gran parte, no lo olvidemos, se basa en modelos productivos del siglo XIX y XX.

tampoco creo que valga la pena debatir mucho sobre esto, la verdad, porque lo que importa es, como dice Juan, la naturaleza de los modelos organizativos y de relación con las personas que se dan en este nuevo modo de producción y no cómo los llamamos, pero aquí lo dejo.

el texto íntegro del libro “Diseño Rentable – 10 temas a debate”, publicado originalmente en 2008, está colgado en la carpeta de publicaciones de mi Google Drive.

para los gráficos he tenido que conformarme con el último archivo que intercambié con Eduardo del Fraile, en que veréis que hay indicaciones (quita/pon cursiva, cambia esta palabra, etc.) porque no tengo el archivo final. a ver si Eduardo lo conserva y me lo manda.

que lo disfrutéis.

estamos en mid-term, y esto quiere decir que tengo que estar básicamente poniendo notas. además tengo que redactar un curso nuevo para el próximo semestre, acabar de negociar cursos y audits de diseño diseño para cuando esté en España en verano, …

y de pronto me encuentro con este viejo trabajo sobre moda para embarazadas de cuando hice el MBA en Inglaterra, y me paro a (re)leerlo y no lo puedo soltar.

aquí lo dejo, para quien también esté con un stress del 15 y necesite reirse un rato.

observo la polémica sobre la supresión de los PNDs y reviso otras notas que en su momento puse en este mismo blog (buscando por PND o por Premio Nacional salen bastantes resultados y, entre ellos, algunos posts bastante entretenidos).

por abundar en los comentarios que he estado viendo estos días, tengo que insistir en que los premios no son importantes en si mismos sino como símbolo de la existencia de una política de promoción del diseño que, de existir, estaría enmarcada en/reforzada por la politica de diseño/innovación de la UE. su supresión por parte de esta administración central es una anomalía que ni siquiera corresponde a una ideología neoliberal (véase el Reino Unido), sino que es la peor expresión de la herencia carpetovetónica, tan patria.

pero allá ellos con sus tics; en realidad pienso que será porque algo habremos hecho bien entre todos y durante tantos años, o será por el mero avance socio/cultural del país, o por una combinación de ambos elementos, el caso es que cada vez hay en España una mayor/mejor apreciación/utilización del diseño por parte de la gente/las empresas.

concluyo entonces que sería más propio del diseño aprovechar esta ocasión para innovar unas políticas de promoción concebidas en los 70´s (del siglo pasado), y que a qué estamos esperando.

resumiendo:

– la editorial Index Books, que en su momento publicó mis dos libros (Diseño rentable, y El diseño a sus servicio), decidió hace unos meses interrumpir su distribución y destruir las existencias.

– puesto que hay gente que sigue buscándolos y de todas formas la editorial hace tiempo que dejó de liquidarme los derechos, he decidido colgar los manuscritos en formato PDF para su descarga gratuita

– me hubiese gustado compartirlos desde algún sitio en el que se pudiese enlazar la cuenta de una ong, pero no encuentro cómo hacerlo y no tengo tiempo ni paciencia para seguir buscando.

así que ya está: abro esta carpeta en Google Drive que contiene mis publicaciones (que no son tantas, en realidad). de momento está el Diseño de Servicios y el artículo sobre el valor del diseño, y cuando encuentre el PDF del texto original, colgaré el Diseño Rentable y avisaré.

Espero que lo disfrutéis.

esto de SCAD es un subidón de adrenalina que dura 70 días del tirón y una vez acaba… ¡te duele todo!

no puedo contar todo lo que he vivido: es emocionante, pero si lo cuento yo ahora, el último día del trimestre, sonará cursi y no quiero; es una montaña rusa: si lo cuento todo, aburro; y es muy serio: si lo cuento en detalle, es un libro.

así que solo os dejo con un artículo que me pideron que escribiera para una asociación de emprendedores, en el que cuento, más o menos, en qué ocupo mis días, de sol a sol (sic).

espero que no resulte ni largo, ni aburrido ni cursi: http://www.thecreativecoast.org/service-design-can-it-make-a-difference-in-your-business/#.VG_PjEuCOK0

Michael Westcott ha fallecido. Mas informaci’on en la web del DMI
Los que estuvisteis con nosotros en la pasada conferencia del DMI en Madrid lo conocisteis.
Ha sido un buen presidente para nuestra organizaci’on y todos sentiremos mucho su ausencia.

De pronto me he acordado del día en el que pisé el BCD por primera vez, con un contrato de Directora Adjunta bajo el brazo, a la s órdenes de Mai Felip.

Teníamos este logo (pero en azul, y no lo encuentro) y un piso increíble en el Paseo de Gracia número 94, si no recuerdo mal, justo enfrente de La Pedrera.

Mai y yo nos llevábamos muy bien, me encantaba trabajar para ella; después las cosas se pusieron muy difíciles y nos enfrentaron malgré nous … Es una larga historia pero me quedo con los buenos momentos, que fueron muchos.

El caso es que, en ese Septiembre de 1994, cuando saludé por primera vez a la Sra. Dolores de la portería, a Virginia en Recepción, a Míriam, a Joan, a Gregor, a Paqui, a Aurora, a Cristina, … estaba impresionada e ilusionada pero sin imaginarme la cantidad de cosas que llegaría a hacer allí ni la cantidad de gente estupenda que conocería y, por supuesto, no tenía ni idea de que, 20 años más tarde, seguiría trabajando en el campo del diseño.

¡La vida, que da para mucho!

 

tenía que mandar libros y cosas desde Madrid a Savannah, para no ir tan cargada en mi periplo MAD-BCN-SCL-ATL-SAV, y elegí Fedex por creer que era un referente en los EStdos Unidos y que, por lo tanto, funcionaría mejor por estos lares.

la atención y el trato al cliente de FEDEX España tengo que decir que fueron impecables y mandé mis dos cajas sin mayor problema.
confiando en toda la tecnología de la que hacían gala, dejé la dirección de entrega en manos de un código de barras en vez de poner grandes avisos con rotulador grueso por todas las caras de las cajas, como se ha hecho toda la vida.
(yo soy fan de la tecnología y experta en servicios, por si no lo sabíais).

pues bien: una de las cajas fue entregada en una dirección errónea y es imposible dar con ella. se trata de un tema del que hablaba en mi libro de diseño de servicios: cuando se subcontrata (mal) una parte del servicio, es complicadísimo gestionar la calidad de esa parte y los fallos acaban por arruinar el todo. lo que hace FEDEX Savannah es subcontratar la entrega (la última parte del proceso) a mensajeros locales independientes y estos, mal pagados y distanciados de la marca, hacen lo que buenamente pueden y se desentienden.

total: que mi caja ha desaparecido. con 15 libros de texto dentro, además de objetos personales que son banales, pero irremplazables: eran las pocas cosas que elegí, de entre todo lo que cabe en una casa en la que he vivido 10 años, para llevarme al otro lado del mundo y ayudarme a sobrellevar la morriña. en fin, hay cosas peores.

lo de los knick knacks lo aparco y me olvido, porque no debemos darle a los objetos la prerrogativa de moderar nuestros sentimientos, pero lo que sí tengo que sustituir urgentemente son los libros y aquí me tenéis, llenando en plena noche el carrito de Amazon por encima de los 300 USD. y todo, por moderna.

estaba pensando tomar las notas en mi IPad este año y desterrar lo demás, pero visto lo visto he decidido comprarme un par de libretas RHODIA con ese papel tan gustoso, y aparcar un poquito la tecnología…

ps: por cierto, ¿habéis visto esto de los “estimotes“? ¡qué interesante!😉

unos días en Chile: con frío, cansancio y un buen “remezón” (o sea, un terremoto de 6,4)… ¡y tantas satisfacciones!

el workshop de Business Design en el MADA, un verdadero placer: por los participantes, por el caso que aportó la ONG Desafío Levantemos Chile y por la organización.

es apasionante la aplicación de esta pauta de trabajo a las organizaciones que no responden a la lógica tradicional de los negocios, no solo porque encontramos soluciones factibles e interesantes, sino porque nos podemos alinear a su informalidad tanto como sea necesario para que se reconozcan y las adopten.

y en general, me gusta la adrenalina que da la incertidumbre al inicio del proyecto (“¿y si esta vez no sale nada?”), y luego ver como la solución aparece porque ya estaba allí y solo había que ponerse en la actitud de ver. la escultura escondida en del bloque de piedra. ¿la gestión como una de las bellas artes? ejem…

aparte de esto, las conversaciones con los colegas, el primer Service Design Drinks del Chapter Chileno del SDN (en un restaurante catalán, ala independentista), los paseítos por Santiago (siempre demasiado escasos), las librerías, la artesanía, …  si soy honesta diré que Santiago no me gustó la primera vez que la visité, pero ahora cada vez me cuesta más irme de allí.

de todas las fotos, me quedo con la de la guardería impulsada por DLCH en el cerro calcinado de Valparaíso y m acuerdo de las maestras, los albañiles, el constructor, … toda una lección.2014-08-22 16.24.07