gracias a Alvaro Sobrino, que desde su blog http://pseudonimma.blogspot.com me da la bienvenida a la blogosfera y me dedica piropos que no merezco, seguro.

y por cierto, ¡qué envidia de blog! espero que el mío cuando sea mayor sea así…

Anuncios