un pequeño comentario sobre la aparición de Philippe Starck en ¡Hola! la semana pasada: tal vez esto es una señal de que la profesión ha pasado el umbral de la normalidad. en cuyo caso, enhorabuena.

en cuanto al contenido del reportaje:

por fin aparece el diseño “no de moda” en Hola (o será que la compro poco). solo eso ya me parece una buena noticia.

hay que desatacar la forma en la que Starck explica su trabajo: nada de proceso, metodología o cultura del proyecto: “limpio la vida de mi familia y de mis amigos”. tal vez se pasa un poco, pero ¿qué es preferible?

hay que destacar también cómo se refiere a su “empresa” y no a su “estudio” y como utiliza el plural refiriéndose a la autoría de su trabajo: tomen nota los divos que obvian la existencia de sus equipos.

Starck no responde para nada al estereotipo del diseñador sabiondo, que se empeña en dar lecciones a su cliente: es más bien la imagen de un tipo feliz, divertido, y sin pretensiones. se parece a sus productos.


para más info sobre nuestro héroe del día: www.philippe-starck.com

Anuncios