son las 7 de la tarde del 6 de junio de 2007 en la Cámara de los Lores, en Londres. la Baronesa Bonham-Carter de Yarnbury (Demócrata Liberal) se dirige a la Cámara:

“Milores, estoy muy agradecida que tantos lores hayan comparecido para tomar parte en este debate. esto demuestra que se trata de un tema tan interesante como importante al que no dedicamos tiempo suficiente, no solo esta noche sino en general. los Nobles Lores no deben perder su valioso tiempo dándome las gracias por el debate.”

¿de qué está hablando la Baronesa?, ¿qué es eso a lo que los ingleses dedican poco tiempo?

pues la Baronesa está nada menos que preguntando al Gobierno de Su Majestad qué análisis ha hecho del papel y de la contribución de las industrias creativas a la economía y al bienestar del Reino Unido. y a partir de su introducción del tema sigue una discusión que se alarga a horas impensables para ese país, con la intervención de lores de todas las procedencias y de todos los partidos políticos reforzando la idea de que las industrias creativas son clave para el crecimiento del país y debatiendo cómo y en qué medida hay que apoyarlas. y por cierto, el famoso informe Cox, que ya he citado en estas pantallas, se cita en varias ocasiones a lo largo de la discusión. la transcripción del debate tiene su aquél, cuando uno se imagina a todos esos personajes improbables con peluca (aunque no la lleven ya, yo siempre me los imagino como en las películas) citando la cifra de ventas del útlimo disco de Amy Winehouse, la cotización de la calavera de Hirst o los premios obtenidos por agencias británicas en certámenes internacionales de publicidad. además tiene todo el sabor de las discusiones entre gente culta e inteligente que se ve obligada a condensar las ideas en intervenciones de 2 minutos, sin perder ni la precisión ni el humor (británico, of course). por cierto: esta página se merece una visita, aunque sea por el nombre: “www.theyworkforyou.com”, que viene a ser “www.trabajanparaustedes.com” y explica todo lo que hacen y dejan de hacer los Lores, hasta el número de aliteraciones en sus discursos…

en ese mismo debate se alude a un Green Paper (un informe de situación) que se está redactando sobre el tema; cuando busco el Green Paper me sale que no, que han decidido ya sustituirlo por un documento estratégico porque consideran que no tienen bastante con establecer el estado de la cuestión sino que el asunto es tan urgente que merece que se pongan ya las bases de una verdadera política al respecto. este paper estratégico está anunciado para enero, así que tendremos que esperar; pero mientras, y para ir haciendo boca, podemos empezar en la web del CEP (Creative Economy Programme), curiosa por ser en realidad como un blog, donde encontramos el informe: Staying ahead: the economic performance of the UK’s creative industries (“Manteniendo el liderazgo: resultados económicos de las industrias creativas del Reino Unido), con multitud de datos, y otros muchos análisis económicos sobre el sector.

no os aburriré con citas largas, sólo una que me parece resumir bien la actitud hacia el tema en el Reino Unido: “el paso más importante a dar es moverse de un paradigma en el que el apoyo a las industrias creativas se interpreta en términos de subvenciones y becas a otro en el que por el contrario se entiende en clave de inversión con importantes retornos económicos así como culturales. está claro que hay que trabajar más en entender los complicados vínculos y repercusiones entre las industrias intrínsecamente creativas (core creative industries, ver diagrama) y entre ellas y la economía en general, así como en organizar los datos y las estadísticas sistemáticas en los que poder apoyar juicios fundamentados” (extracto de las conclusiones del informe Staying ahead…, citado).

o sea que a saber qué entenderán los británicos por no hacer caso de algo… ellos están muy preocupados pensando que la única forma de mantener su diferencial competitivo está en el fomento de sus industrias creativas; pues a juzgar por lo que tenemos en estas latitudes, me temo que pueden estar tranquilos: nosotros, por lo que vamos a triunfar en el mundo es por nuestro magnífico nivel tecnológico y científico, ya se sabe.

los hechos:

  • hasta hace muy poco, en altas instancias, la actitud era: “¿industrias creativas? ¿eso de lo que habla ese tal Florida?”
  • un Google de “industrias creativas”/España/ministerio no da ningún resultado pertinente
  • buscar “industrias creativas” en las webs de los ministerios de industria o de cultura de España no da ningún resultado


otra referencia sobre el tema, muy interesante también, es el magnífico documento publicado por el Consejo de los Países Nórdicos (Nordic Council) sobre los ejes de la política común en tema de industrias creativas. me gusta en particular el análsis SWOT (en español, DAFO) por países y común: me parece que sería un ejercicio estimulante reproducir esto en España, analizando las distintas políticas que se practican en las Comunidades Autónomas y haciendo un resumen que vertebrase unas acciones conjuntas. igual no es muy lucido desde el punto de vista electoral, pero sí creo que sería útil para las industrias creativas. o sea, para la economía en general (con perdón).

Como dice el Nordic Council: “además de representar uno de los sectores de mayor y más rápido crecimiento, las industrias creativas están situadas en el corazón de la Economía Creativa: encapsulan los procesos, productos y servicios para los cuales la creatividad es esencial. y al hacerlo, juegan un papel crítico en la competitividad económica de la Región Nórdica, aportando el valor añadido que se requiere para una oferta diferenciada, de alta calidad y orientada al conocimiento. un sector creativo fuerte, bien respaldado y altamente conectado nos da la plataforma para una Región Nórdica competitiva, enprendedora y capaz de competir globalmente.”

ya sé que me diréis que todo esto que recomiendo está en inglés; vale, pero esto es lo que hay. sin embargo, también propongo un documento en lengua vernácula también excelente: se trata de una propuesta para una política de diseño en Chile. en la confección de este documento intervino de forma decisiva Katherine Mollenhauer, una chilena llena de energía que llegó a España para hacer un doctorado y que acabó examinando ella a toda la facultad y al sector en pleno antes de regresar a su tierra. en cualquier caso, enhorabuena a Kathy y al grupo interdisciplinar que intervino, por un documento tan bien construido y tan claro.

ps: sorry por las traducciones caseras…

Anuncios