tengo una curiosa historia con un proyecto de cocina de mis amigos Novell Puig Design que aparece y desaparece sin ton ni son.

se trata de una cocina modular y self standing (no empotrada), con materiales sencillos y pensada con la cabeza. hace tiempo que la diseñaron y siempre me ha gustado, pero por lo visto no se comercializaba.

hace pocos días entré en la web de Novell Puig y me salió precisamente este proyecto, creo que en la home y pensé que por fin ya estaba en el mercado: no es que me tenga que cambiar la cocina, pero me tranquiliza que haya soluciones interesantes en el mercado, sin más. como con los coches: voy a seguir sin coche, esto por supuesto, pero me gusta que exista el Smart.

pues bien: voy a la web del fabricante (Cata) y ni rastro de la cocina; y lo más inquietante, vuelvo a la web de Novell Puig y NI RASTRO DE LA COCINA!!! pero esto qué es! me están haciendo “luz de gas”…bueno, pues aunque no quieran que nadie la vea, yo la voy a sacar aquí, porque me encanta: aquí teneis un pdf con todos los detalles, para quien tenga que hacerse una cocina buena, bonita y barata en tiempos de crisis. y si alguien consigue comprarla, que nos lo diga!

otra cosa: hablando de coches, resulta que en Barcelona existe un sistema de car sharing (coches compartidos): se llama Avancar. a veces me encanta esta ciudad! pero otras veces, no: qué demonios ha pasado con la web del Ayuntamiento de Barcelona, que antes era fantástica y ahora está hecha una birria? qué oscura mente habrá metido la mano allí dentro? 😦 iba a decir una oscura mente funcionarial, pero sería demasiado fácil: en el diseño de webs también hay mentes muy oscuras, la verdad…)

y para acabar el pot pourri de este fin de semana, (no muy diseñístico, por cierto, es que estoy con sobredosis temporal de diseño): estos días sin transporte por carretera o sea, sin distribución de mercancías, impone una reflexión sobre la abundancia. una cosa es que haya escasez, otra es que nos pongamos histéricos porque en vez de 200 referencias de yogur hay 20. y así todo: el pescado, las frutas fuera de temporada, los móviles (“no dejes que se te haga fijo”!!), los ordenadores, … ¡¿dónde va a parar todo?!

igual me estoy volviendo una vieja cascarrabias, no lo sé, pero a menudo siento que nos estamos pasando de frenada…

Anuncios