como era de prever, tanto la Design Business Association como la Chartered Society of Designers han puesto el grito al cielo contra el concurso del nuevo bus de Londres del que di noticia la semana pasada.

y nada, como aquí, ni más ni menos: que si ya está bien, que si a un contable no se le pide que haga primero una auditoría gratis para juzgar su calidad, etc. y que a ver si el Design Council se pone las pilas y le explica a la Administración, de la que forma parte, cómo se hace un encargo de diseño.

pues eso, the same old story. qué aburrimiento, siempre igual.

Anuncios