ya empezamos a pensar en la rentrée, y el plan más atractivo es sin duda irse a Londres al Design Festival, del 13 al 23 de septiembre. el año pasado el festival atrajo a 350.000 visitantes para una apabullante oferta de eventos de todo tipo. la verdad es que solo ver las webs del 100% Design y del Tent London ya pone los dientes largos. y esto solo es una parte de lo que ocurre en la ciudad. ya sé que es una filia personal, pero a mi francamente me gusta / interesa mucho más el Design Festival que el Salone de Milan. ya oigo los murmullos de desaprobación entre mis lectores, pero qué queréis que os diga, a mi la excentricidad británica me intriga mucho más que la cosa fancy italiana.

este año, es gracioso, se cita a Jaime Hayón en el texto de introducción al Festival: “Jaime Hayón, una de las estrellas emergentes del mundo del diseño comentó: “me mudé a Londres porque es una de las ciudades más dinámicas del mundo y es el lugar del que obtengo inspiración creativa. está claro que la gente del mundo del diseño habla del Festival y quiere estar en Londres en Septiembre. lo que me gusta del Festival es que está lleno de ideas nuevas.”

¿que de dónde se ha mudado Hayón a Londres? pues de Barcelona, ya ves. lo que me intriga es pensar cuándo regresará Hayón a vivir a Madrid… se admiten apuestas.

y mientras tanto, en Londres, pasan muchísimas cosas: me gusta estar suscrita al sistema de alarmas de Design Week, es un poco cotilleo, pero te enteras por ejemplo de que Landor acaba de rescindir el contrato a 6 de sus directivos en previsión de que el negocio vaya a menos por la crisis, de que Saffron abre una oficina en Mumbai, de que Dyson tiene dificultades para sacar adelante su famoso proyecto de escuela de diseño, tecnología e ingeniería en Bath, y de que cada vez hay más estudiantes de entre los que sacan mejores resultados en la escuela que eligen estudios superiores de arte y diseño (la cifra ha aumentado un 4% este año).

¡ ay Señor, si es que el mundo está patas arriba!

Anuncios