me comenta un lector que da mucho morbo lo del comentario censurado en la entrada del otro día sobre la celebración del aniversario de BCD.

pues siento decepcionaros, pero morbo cero: fui yo, me suprimí a mi misma por exceso de faltas de ortografía. estaba cansada y escribí sin fijarme mucho. cuando me leí me quedé horrorizada y no se me ocurrió más que borrarme. no sabía que era algo tan escandaloso…

¡lo siento!

Anuncios