estoy trabajando en otra cosa, que además corre prisa y que me tiene agobiada y entusiasmada, como siempre, pero por algo que no encontraba he ido a visitar un momento la web del BCD. y al final me he quedado un buen rato: ¡qué gusto!

para mí, BCD está ahora haciendo exactamente aquello que tiene que hacer, trabajar para el tejido industrial de su entorno, y como lo tiene que hacer: eficientemente, sin meterse con nadie.

si os fijais en la cantidad de actividades y en la calidad, veréis de qué hablo: de entrada, una web inteligible, que da la información a la primera y que se abstiene de tonterías, para gente que tiene prisa y que va al grano, con una agenda completa, internacional y fácil de consultar; una design week llena de contenidos interesantes, volcada al tema de la gestión, con invitados que no son los de siempre y con temas de futuro; un programa EXID, de acciones sobre el terreno, que va cogiendo cuerpo a medida que pasa el tiempo; el seminario de Lockwood y Selders de sensibilización sobre el valor del diseño para los empresarios, con un planteamiento tan equilibrado, un temario tan preciso (ojalá tengan mucho éxito); el programa de colaboración con la organización de jóvenes empresarios; etc.

me alegra mucho que los patronos de BCD reapacitaran y le diesen oxígeno: estaba cantado que en cuanto eso pasara, el resultado sería bueno. y allí está por fin, y nos beneficia a todos.

bueno, pues nada, ahí queda eso y yo a lo mío.

Anuncios