una de las cosas buenas de viajar es tener acceso a lo diferente. te hace sentir bien, te confiere una especie de poder: al regresar, contamos lo que hemos visto y que los demás no pueden comprobar, y esto nos hace sentir poderosos.

una de las cosas que me gustaba hacer cuando salía al extranjero era ir a Muji, ese almacén de cosas sensatas y bien diseñadas. me encantaba el de Tottenham Court Road en Londres y el de la Rue des Francs Bourgeois en Paris. por supuesto que lo mejor fue cuando estuve en el grande de Tokio, que tiene 4 o 5 pisos y en donde se puede encontrar desde comida hasta bicicletas pasando por confección, moda y cosméticos… es impresionante.

cuando abrieron en Barcelona, sentí una mezcla de alivio (por fin tendré todas esos objetos interesantes a mi alcance siempre que quiera) y decepción (todo el mundo lo va a conocer, ya no podré “fardar” de Muji). pero uno se hace a todo y tener algo así al alcance de la mano hace que la vida sea más fácil, así que me encantó cuando abrieron el segundo almacén en Barcelona.

luego abrieron en Madrid (¡qué gusto! ya no tendré que acarrear tanto trasto AVE arriba y abajo) y ahora estaba expectante pensando cómo iba a ser este que anunciaban sería el almacén más grande de Europa en la calle Goya.

después de visitarlo, yo dudo que sea el más grande, francamente. creo que es bastante más pequeño que el de Tottenham Court Road. y sin embargo, en cuanto a producto, no sé cómo se las arreglan pero da la sensación de que tienen prácticamente lo mismo… (excepto en confección, por ejemplo: había muchas más prendas en el pequeño Muji de Turín que aquí). bueno, pues es peuqeño pero es bastante cómodo, los dependientes son encantadores y es divertido como hay todavía tanta gente que lo visita por primera vez. me encanta observar sus reacciones y cómo adoptan inmediatamente este no-nonsense design que ha hecho de Muji un referente mundial.

a propósito de Muji, vale la pena dar un vistazo al resultado del concurso internacional de diseño de este año (aquí). el proyecto ganador: una pajita hecha en paja eb vez de plástico. todo un símbolo de los nuevos tiempos que corren…

Anuncios