leo que la interiorista Nathalie Crinière ha ganado el concurso organizado en Francia para hacerse carge del diseño expositivo del nuevo Louvre de Abu Dhabi, y desde aquí le doy la enhorabuena.

pero, sinceramente: ¿qué nos importa la Crinière? pues nada, que me ha hecho gracia que en su corto CV cite su stage en el estudio de Pepe Cortés.

Pepe Cortés es un interiorista y diseñador industrial de Barcelona, que se distingue por haber hecho desde finales de los 70’s un interiorismo vanguardista y sensato a la vez, muy grato estéticamente pero a la vez muy funcional, que perdura en el tiempo sin dificultad (zapaterías Tascón, restaurante Tragaluz, etc.). también es suyo el mítico taburete Jamaica (ver foto), que pasó de ser considerado como un OVNI a estar en todas partes.

en realidad, su obra es mucho más popular que propio el diseñador, que siempre ha sido una persona unassuming, como dicen en inglés. por eso cuando le dieron el Premio Nacional de Diseño, en el 2007, hubo quejas en el sector. será que hay que introducir otro criterio para el jurado de los Premios Nacionales de Diseño, que tenga que ver con la popularidad…

pero ya me voy del tema: otra cosa que me ha llamado la atención de la presentación de Nathalie Crinière es la cantidad de escenógrafos que trabajan en su estudio, junto a algún diseñador y algún arquitecto. creo que es una buena mezcla.

pues nada, felicidades a la Crinière y que el primero que vea el nuevo Louvre, que se reporte.

Anuncios