en el Financial Times de este fin de semana, una carta al director sorprendente, sobre todo si miráis la firma. (la traducción, como siempre, es libre).



necesitamos un sistema económico nuevo y realmente global, para enfrentarnos a este mundo sin alma.

[…] Físicamente, no hay grandes novedades en el mundo este fin de semana comparado con los últimos años. El sol y la luna salen y brillan como siempre, y sin embargo millones de personas están estos momentos estresados emocionalmente por causa de la recesión. Nuestra cultura se ha vuelto extrañamente cautiva de un valor de intercambio completamente artificial como es el dinero. El dinero se ha convertido en la vara de medir dominante y es lo que decide el valor de la vida de uno.

Las personas se han convertido en productos cuyo valor se calcula por la utilidad de su trabajo colectivo (empleos sin alma en despachos o en fábricas). En cambio, la habilidad manual, la innovación y la pasión deberían ser el mayor componente del valor de cambio.

Esto motivaría y recompensaría la actividad humana para el bien común, restableciendo la dignidad de la sociedad. Nuestras almas volverían a estar en activo en vez de ser el trabajo que sofoque el alma como siempre. Nuestras vidas podrían ser más redondas y placenteras […].

No podemos intentar arreglar nuestros problemas actuales a base de ajustes con los instrumentos monetarios de siempre; deberíamos en cambio promover el diseño de un sistema económico nuevo, realmente global, basado en un valor de cambio “centrado en la persona”.

Esto parece una tarea imposible. Aun así, algunas estrellas se han alineado y los metafísicos aluden a una fuerza espiritual de alta velocidad que está en marcha. sí que tal vez nuestras almas colectivas o individuales puedan dar este paso sin demasiado esfuerzo.

Geoll Wardle

Director, Advanced Mobility Research

California Art Center College of Design

Pasadena, CA, US

P. Lyn Middleton

P. Studio

Ojal, CA, US

Anuncios