etré en un kiosco de estación últimamente y me dejé caer en la tentación.

sí, ya lo sé, no tendría que abandonar, por negro que esté el panorama, por aburridos que sean los políticos de este país, por mucho que se regodeen los periodistas en los sucesos, por alarmistas que sigan siendo los que comentan la dichosa crisis y sus consecuencias…

pero un momento de debilidad lo tiene cualquiera, lo siento, no lo pude remediar: de vez en cuando apetece abrir un medio en el que se hable de OTRAS COSAS.

así que no me corté, y me compré:

  • el Financial Times, que además llevaba la revista mensual: FT Weekend Magazine
  • The Economist
  • Business Week

qué barbaridad. Solo el Economist ya da como para una semana de lectura. En fin, que tengo que aprender a moderar mis impulsos…

Resumo algunas de las cosas que me han interesado más en estos tres medios:

  • en el FT:
    • el artículo sobre Angela Merkel que, al paso que vamos, se acabará convirtiendo en mi figura política favorita (¡lo que hay que ver!): dice la Merkel que no tiene sentido inyectar otra vez esas enormes cantidades de dinero en el sistema para reproducir lo que sabemos que falló (no puedo estar más de acuerdo). dice textualmente: “”La crisis no ocurrió porque gastábamos demasiado poco, sino porque gastábamos demasiado para crecer de una manera que no era sostenible. Los bancos fallaron porque incurrieron en demasiados riesgos, pero los gobiernos también porque les consintieron hacerlo.” también dice que ahora les toca tirar del carro a la China y a la India, y que son los que tienen margen de reservas para hacerlo. ¡por fin alguien que no tiene miedo de encarar un futuro desconocido! el artículo se puede leer aquí
    • se incluye otra vez esa encuesta de opinión que aparece cada año en el FT, y en la cual participo sistemáticamente solo porque está tan bien diseñada que me hace ilusión: las 36 preguntas están contenidas en una sola página. y el reverso de esa página solo contiene las instrucciones para doblarla formando un sobre cerrado que se puede mandar sin franqueo. ¿por qué no se copiarán estas cosas?
    • además: algunas noticias de perspectivas de recuperación, que ya vienen apareciendo en las últimas semanas, y muchos artículos sobre el problema que se está provocando en la sociedad por demonizar a los banqueros y a los empresarios en general.
    • y no salía el sábado sino el lunes, pero me interesa mucho la decisión de Obama de castigar a la industria del automóvil por no haber hecho los deberes de anticipación e innovación, en lo que designa genéricamente como un fallo de liderazgo. se puede leer aquí. los afectados se quejan de un doble rasero, ya que los banqueros lo han hecho igual de mal pero se les siguen dando fondos. y a mí lo de Obama me recuerda la fábula de Lafontaine, “La cigale et la fourmi”, en cuyo verso final la cigarra le dice a la hormiga: “Vous chantiez, j’en suis fort aise, et bien, dansez maintenant!“. cuando las empresas grandes según las saben hacer (business as usual) y no se molestan en anticiparse a las demandas del mercado, pasa lo que pasa. ya sé que la automoción es uno de mis caballos de batalla, pobres, y que hay muchas más empresas que se han columpiado – y profesionales, por qué no- pero es que lo de la automoción provee mucho empleo y por lo tanto sus directivos son responsables de llevar este sector a estos extremos.
  • en el FT Weekend Magazine:
    • un reportaje fotográfico de las fachadas traseras de los edificios de oficinas: hay tomas muy buenas de lo que ocurre en los despachos y que nadie ve. cero morbo, no vayáis a buscar nada raro. pero muy interesante. el reportaje se puede ver aquí.
    • una entrevista con un programador que está trabajando para Google desde Dinamarca. un personaje curioso, pero lo que me interesa es saber que Google sacó un cómic para explicar lo que es y para qué sirve el nuevo navegador Chrome. lo podéis ver aquí. me parece una excelente manera de lanzar un producto tan complejo. ojalá muchas otras empresas lo imiten.
    • un artículo corto en la sección “Defining moment” sobre la invención de los espacios partidos en el trabajo, a finales de los 60’s, que supusieron un gran paso adelante para superar aquellas terribles oficinas organizadas como plantas de fabricación en línea que tan bien retrató Wilder en “El apartamento”. Dice el artículo que el inventor de este sistema de mamparas, un tal Propst que trabajaba en Herman Miller, estaba satisfecho de un diseño que se proponía proteger a los empleados de un exceso de exposición a los demás, evitar continuas interrupciones y proporcionar una superficie para exponer documentos de trabajo o personalizar su puesto; pero pronto se dio cuenta de que “no todas las organizaciones son inteligentes y progresistas; muchas de ellas están dirigidas por estúpidos, que utilizan este tipo de equipamiento para crear agujeros infernales: montan cubículos inconexos y se limitan a apilar a la gente dentro.” bonita descripción. ojalá hubiésemos tenido este artículo cuando hicimos la exposición sobre el espacio de trabajo en OFITEC el año pasado…


  • en The Economist:
    • la portada: para que luego digan que la ilustración no sirve. pues cuendo es buena, sí vende, desde luego. reproduzco la ilustración porque vale la pena: es una recreación del famosísimo dibujo de Nueva York de Steinberg en el New Yorker, pero pintando a China como se ve a sí misma. es súper interesante en sus detalles: cómo América está resquebrajada por una gran falla de Wall Street, cómo Hispano América está siendo devastada, Europa es un compendio de marcas de lujo y en África solo se ven pozos de petróleo.
    • también quiero consignar que es una publicación llena de informaciones sobre todas partes del mundo, no solo de nuestra esquinita. y a mí me encanta leer una columnita más o menos intrascendente sobre el papel político de la primera dama pero también un artículo en profundidad sobre China, otro sobre Holanda, otro sobre la oposición italiana, y otros artículos sobre Irán, Burkina Faso, Dubai o Madagascar. estoy harta de periódicos que dedican a los deportes el mismo número de páginas que a las noticias de todo el resto del mundo (y de las páginas de deporte, un 90% son sobre fútbol)

  • Business Week: el de la semana pasada es un especial sobre gestión que lleva un reportaje estrella titulado: “ideas que cambian el juego en los negocios” que por cierto también está muy bien ilustrado
    • un dato: una abrumadora mayoría de los anuncios sobre servicios a empresas tienen un reclamo verde: se trata de dar soluciones a las inquietudes de las empresas sobre el medioambiente.
    • en el reportaje que da título a la revista, varios conceptos destacados:
      • ya no existe lo “normal”: la complejidad en la economía de hoy
      • hay que buscar inspiración en las economías emergentes: nuevas fórmulas para problemas nuevos
      • cuánto vale cada empleado: cómo preservar el valor en la economía del conocimiento
      • la producción se tienen que ajustar exactamente a lo que se vende: es la nueva fórmula para reducir costes


food for thoughts para rato, ¿verdad?
lo tengo que leer despacio y digerir yo misma. esto me pasa por mi mala cabeza. el próximo día me compro el Hola, lo prometo.

Anuncios