confieso que me hubiese encantado pasar estos cuatro días en el campo, caminar y hartarme de sol o de lluvia y de aire fresco. pero la Pascua en Madrid ha estado bien también: evitando cuidadosamente las procesiones, largas horas de paseos sin rumbo, nuevos restaurantes, cine, amigos, exposiciones, pensaba que había cubierto el cupo.

pero esta mañana tocaba dar una vuelta por el Retiro: ¡qué maravilla! no voy a describirlo porque sonaría cursi, pero es que todo estaba en su punto: la temperatura, el cielo azul, los pájaros, los olores, los colores, las terrazas de los cafés vacías, pocos turistas… una auténtica gozada.

el camino de regreso, dando un rodeo por la parte baja de Lavapiés, escondía otras dos sorpresas estupendas: la Librería Oriental, un lugar absolutamente recomendable, y “Mari Carmen, guapa”, una simpática tienda de ropa para mujer y para niños. las dos en la calle Mira el Sol. no sé si me gustan más los locales o el nombre de la calle.

así que ha sido un fin de semana estupendo; solo falta que le pueda hincar el diente a una Mona mañana para cumplir con el rito del lunes de Pascua. a ver dónde la encuentro…

Anuncios