¿dónde podíamos buscar al gran Ian Anderson después del tan comentado cierre de The Designer’s Republic ()? pues en Portugal. la lista de Guta Moura se lo ha llevado para que sea el director de imagen y comunicación de Experimenta 09, según se comunica la web de EXD . es lo que tienen los listos: Dios los cría y ellos se juntan.

en una de estas fiestas que se hicieron ayer en varios estudios de diseño de Madrid (no me preguntéis a qué venían las fiestas porque nadie parecía tenerlo muy claro) hablábamos de Experimenta y decía yo que me pareció un error enorme que se rechazase en su día la oferta de una organización conjunta Lisboa-Madrid. a la vista del desplante, se fueron más al norte a buscar otros socios y encontraron nada menos que a los holandeses (ya lo comenté en su día).

hace poco se celebró en Madrid la primera edición de la Design Week local con un título peculiar: “Madrid diseño sí”. su principal mérito es el de existir, desde luego, y se lo reconozco: no ha sido fácil. la prueba, la forma en que se dio la noticia en su día, por ejemplo en El Mundo: la cosa pintaba francamente mal.

pero si algo tiene Juan Ordax es una tenacidad a prueba de bomba y una capacidad innata para las relaciones públicas.. los demás tenemos ideas, incluso alguna buena alguna vez, pero nunca sabemos cómo llevarlas a cabo; él hace cosas. a su manera, pero tiene la virtud de hacerlas. finalmente armó un programa y logró que se llevara a cabo.

no tuve ocasión de participar mucho en la Design Week porque andaba viajando durante esos días, así que no puedo dar mi opinión más que de Casa Pasarela y quiero destacar dos cosas: me gustó que los diseñadores estuvieran contentos de su exposición allí y lo que más me interesó fue lo de la Exposición Low Cost Design. no es original, pero estaba bien planteado y mejor resuelto.

con suerte, la Design Week de Madrid crecerá y acabará por ser algo, no lo pongo en duda. pero me entra un poco de nostalgia al pensar que en vez de partir de -35 hubiésemos podido partir de 150 si nos hubiésemos aliado con la Moura para tener un evento importante con repercusión internacional en la ciudad. en fin, qué se le va a hacer, esta es la pequeña historia del diseño que no va a ningún lado. como dice Kundera: “El hombre atraviesa el presente con los ojos vendados.[ …] Y después […] puede mirar el pasado y comprobar qué es lo que ha vivido y cuál era su sentido”*. pero al final, tampoco es tan grave ni lo que pasó ni lo que dejó de pasar.

*en “El libro de los amores ridículos”, una relectura oportuna.

Anuncios