chillonas, nerviosas, divertidas, esta mañana han llegado las golondrinas a Lavapiés. la semana pasada ya revoloteaban por Barcelona. ¡las echaba de menos!

en realidad son “aviones”, pero “golondrina” es más sonoro.

la de la foto no es avión ni golondrina, es de cerámica y está dentro de casa: es de esa super tienda “A vida Portuguesa” de la que hablé al regresar de Lisboa.

y hablando de bichos, teneis que ver este pequeño vídeo de Circo Jewellry, un taller de joyas en pleno Madrid, por si os apetece poneros un caimán al cuello o un alce colgando de las orejas…mirad las piezas, y el espacio, antes de decir que no.

Anuncios