es imposible contarlo todo: las conferencias, las clases, los estudiantes, la UAM, por un lado; Xochimilco, los amigos, los tamales, las micheladas, la música, el Sanborn’s de la casa de los azulejos, por el otro. y aún me quedan unos cuantos días…

pero no me resisto a enseñaros una foto que hice ayer por la mañana antes de entrar en el Museo Nacional de Arte (¡qué museo!), en pleno centro del DF.
Anuncios