en un artículo un tanto crispado publicado en la newsletter del DMI, Brian Matt, fundador de la empresa de servicios de diseño Altitude, se queja de que los diseñadores no han sabido explicar bien lo que “diseño” significa y lo quieren solucionar por elevación, poniéndole nombres siempre más complicados. como Design Thinking, por ejemplo.

fui a la Barcelona Design Week para asistir a una sesión sobre Design Thinking (DT) y salí estupefacta: resulta que ahora todo es DT: los consultores no asesoran, hacen DT, los diseñadores industriales no diseñan productos, hacen DT, el diseño de servicios no es diseño, sino DT, …
hace un tiempo, en los EEUU, todos los diseñadores eran “design managers”; y ahora, todos hacen “design thinking”.
pero bueno, ¿por qué se avergüenzan de su profesión? yo nunca he creído que la solución a la falta de reconocimiento del diseño pase por cambiarle el nombre. al contrario: hay que seguir haciendo diseño y hacerlo bien. demostrar con hechos, más que con palabras, si no se tienen las palabras justas.

quien sí tiene las palabras que hacen falta es Gabriel Simón, profe de la división de ciencias y artes del diseño de la UAM Xochimilco, una bellísima persona y un profesor de esos que todos hubiésemos querido tener. Simón dedicó su sabático en la UTEM de Chile a la recopilación de definiciones de diseño, y entre las dos universidades, UAM y UTEM, han publicado un libro que las recoge. el texto viene acompañado de ilustraciones realizadas por alumnos. esto da un libro pequeño, de ciento y pico páginas, obviamente, y que se titula “+de 100 Definiciones de Diseño”. las citas son de A. Ricard, de G. Bonsieppe, de O. Pibernat, de K. Rashid o de T. Maldonado, así de ecléctico y extenso y las ilustraciones son pequeños collages (un poco en la línea de Pep Carrió o Isidro Ferrer). es una pequeña joya, y desde aquí reitero mi agradecimiento a la UAM y a Grabriel Simón por habérmelo ofrecido.
Anuncios