-estuvo en el estudio hace poco Enrique Pujana (que no tiene web, ni blog, ni nada que se le parezca): super amable, vino a enseñarme el libro que le han dedicado, dentro de la colección Excepto, de Ediciones de Arquitectura.
para muestra, pongo la foto del índice, que es a la vez el CV de Enrique:


– adjunto a mi lista de enlaces el de Santiago Quiroga, un mordu (como dicen los franceses) de teatro y de cultura en general. por fin alguien que se toma el tiempo de leer, de pensar, de contemplar, y que luego lo explica con soltura y con criterio: ¡gracias Santiago!

– el FT este fin de semana lleva una separata special travel Madrid: a mi me ha gustado bastante, por lo que desde aquí felicito a los de Turismo, de la ciudad y de la comunidad. para los que no lleguéis a tiempo de comprarlo, lo podéis ver online, aquí. me preocupa un poco que se genere un boom de turismo que desborde la ciudad, como ha ocurrido en otros sitios. pero no anticipemos desgracias: ojalá lo sepamos gestionar entre todos de la mejor manera posible.

– también lleva el How to Spend It (lo siento, no puedo linkar directamente el texto, parece no existir en versión online) un curioso artículo sobre los escotes y su incidencia en la fabricación de ropa interior femenina: por lo visto, las pasarelas muestran una tendencia firme hacia un mayor recato, fijándose más en las prendas que en los cuerpos de las modelos. será por sensatez, por volver a contactar con la realidad, o será porque está en el aire. su reflejo en la industria corsetera es un retorno a las prendas más naturales, con menos componente protésica. me parece una buena noticia, aunque no estoy muy segura de que esta nueva tendencia haya llegado a estas latitudes.

– más interesante y to the point, otro artículo del HTSI sobre la tendencia a recuperar las artes gráficas tradicionales para lo que realmente vale la pena: si todo va a ser en pantalla, lo único que se imprima va a ser exclusivo y hecho a mano: ¿qué sentido tiene que se produzca de otra forma?, viene a ser la pregunta que se hacen. esto me lleva directamente al comentario que me hacía hace solo unos días Eduardo Del Fraile (paciencia, a puntito está de cambiar su web); “la impresión está bajando, las grandes tiradas se reducen, pero la edición especializada y limitada asciende. al mismo tiempo en España los pequeños oficios en artes gráficas desaparecen. en Alemania e Inglaterra es posible imprimir cuidadas ediciones que aquí serían impensables. […] al igual que se conservan los libros, ¿por qué no se conservan las artes gráficas? ¿por qué no existe una Imprenta Nacional en funcionamiento que defienda este trabajo con todas las posibilidades técnicas que conlleva?” y a su vez, este comentario de Eduardo me lleva a recordar la pasión con que Xavier Alamany relata sus visitas a la Tipográfica Anglada, en Vic, que podría ser uno de estos reductos de saber hacer joyas en papel. si esto fuese Inglaterrra, that is.

– la mala noticia es que todo el FT W-E ya está en clave navideña. esto me pone de mal humor, aunque tengo que reconocer que parece que la tónica sea más comedida que otros años (algún efecto positivo tenía que tener la crisis…) en México, ya se vendían abetos en los supermercados, y hasta vi algún árbol iluminado a través de las ventanas de alguna casa. pero ¡qué pereza me da todo esto! entre los regalos recomendados por el FT (una escapada a Turín, relojes caros y joyas imposibles, modelitos absurdos para ellas y modelitos “con un aire dickensiano” para ellos), lo que más me ha llamado la atención ha sido la plataforma vibratoria Power Plate “para que ella lo pierda en estas Navidades”. ¿que ella pierda qué? pues peso, qué va a ser. sin comentarios.

– “estuve a punto de responderte en el blog”: me fastidia este comentario, aunque venga de una persona a la que quiero y no porque esta frase esconda una amenaza de crítica. pienso que si me respondéis, o me corregís, o decís lo que tengáis que decir, todos salimos ganando. yo me puedo equivocar, como todos, y reconozco que lo hago con facilidad. especialmente cuando estoy de mal humor, y lo estoy a menudo. tampoco quiero que se convierta esto en una exposición pública de frases sensibleras y dardos envenenados, como algún otro blog que hay por ahí, pero sí aceptaría encantada más interacción. que lo sepáis.
Anuncios