la mañana empieza tarde y mal, así que para pillar el vuelo de las 8:45 me voy a buscar un taxi. son las 7:30 y en la parada de San Millán los ánimos están alterados: la perspectiva de encontrarse con piquetes en Barajas por la huelga encubierta de taxis nos hace perder 15 minutos. por fin se ponen de acuerdo y consienten en llevarme. aunque parezca imposible, logro montarme en el avión y llegar a Castellón a la hora prevista para el inicio del Congreso sobre Gestión del Diseño organizado por la Asociación Proyecta.

en la UJI, poco público pero muy interesado en el tema; una cosa por la otra: no hay nadie que chatee por el móvil ni que se duerma ni que cuchichee sin parar. los temas se complementan bien entre los ponentes, la organización es acogedora y en general todo funciona correctamente. esperamos que el año que viene la gente aproveche más la oportunidad porque estuvo francamente bien:
Songel desentraña la intervención del diseño en los 10 tipos de innovación del Doblin Group
– Nacho detalla el proceso de diseño en su empresa Lavernia & Cienfuegos
– Lecuona explica su investigación sobre el ADN del diseño y si es capaz de responder a las necesidades de la empresa hoy
tomé muchas notas: a mi me gusta aprender de mis colegas.
tarde ya nos vamos hacia Valencia: hay un acto en memoria de Paco Bascuñán y ya que coincide con que yo estoy allí, no me lo iba a perder por nada del mundo. llueve y la ocasión es sombría.
da rabia encontrarse con los amigos en una ocasión así. todo parece un inmenso error pero los hechos están allí: Paco ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia a título póstumo.
y luego al aeropuerto. más de una hora de retraso, llegada a una T4 desolada. el vuelo va lleno de brasileños que pierden su conexión a Sao Paulo y de españoles que se pierden sus cenas de navidad. el gélido andén del Metro, las largas conexiones, … llego a Tirso de Molina cuando los ojos eléctricos que la Sapey ha diseñado como iluminación de Navidad hace ya tiempo que se han apagado.
Anuncios