Ballester ha tenido la amabilidad de mandarme un calendario las pasadas navidades. y tengo que confesar que ha sustituido este año al de Vinçon,
que era el que teníamos en casa todos los años, creo que desde que America Sanchez lo diseñó.
pues bien, el de Dídac me ha parecido muy sensato, agradable a la vista, bien editado y cómodo de utilizar. así que está colgado (por los dos orificios que veis en la parte superior, tal como muestran las instrucciones que van en el dorso del mismo calendario) en la cocina de casa y en él apuntamos los desplazamientos, compromisos y eventos varios que van marcando la vida doméstica.
también me gusta su web, tan tranquila, con las estupendas fotos de Iban Ramon, otro diseñador valenciano de los buenos. en la web de Ballester detecto a una diseñadora, Cristina Alonso , que me parece interesante también.

los amigos de ODOS me mandan un obsequio simpático también: una agenda que en realidad es un libro blanco con varias hojas de pegatinas con símbolos, lo nombres de los meses, etc. para que cada cual se monte la agenda como quiera. la idea es divertida y la ejecución impecable.

pienso en el concepto de cluster: el hecho de que en Valencia se de una altísima concentración de talentos también se debe a que tienen buenas industrias auxiliares: imprentas, moldistas, la red de centros tecnológicos, tecnólogos, una buena asociación, un centro de diseño, un museo, una feria, y buenos clientes, sobre todo. todo lo que necesita el diseño para florecer.
según voy enumerando me echo a temblar: nadie sabe cómo estará el patio en un par de años…

Anuncios