Quise pasarme por el Centre Pompidou a ver la exposición conmemorativa de los treinta años del