Estoy en Barcelona y paso por PILMA, esa tienda otrora estupenda. Aprendieron bien de Blai Puig, el mejor profesional del país seleccionando y colocando producto. PILMA es ahora una tienda más bien antipática, pero siguen teniendo buen producto, con excepciones extravagantes como, por ejemplo, los altavoces DIVA, de una tal empresa ROSALIANA. El engendro mide 50 cm. de alto y reúne las siguientes prestaciones:
  •           Brazo articulado con lámpara de led
  •           IPOD dock
  •           Radio FM
  •           Reloj digital

Todo por 300 y pico euros. Pienso en aquel compañero de jurado de un premio de diseño de muebles que propuso descartar, de entrada, todos los engendros multifunción.
Más tarde voy a cenar en familia y, curiosamente, tropiezo con otro altavoz para IPOD, el X mini: un altavoz pequeño (5 cm), bien concebido, de un material agradable al tacto y con unas prestaciones más que dignas por el tamaño y por el precio: 20 US $. Con un Red Dot Award, claro.  Pues eso. 
Anuncios