Como diría el Sr. J., “¡hay que ver lo que inventa el hombre blanco!”
Encuentro que estas lonas gigantes que protegen los derribos son un acierto extraordinario, tanto desde el punto de vista funcional como estético.

Estas son del antiguo mercado de Barceló, que ya ha desaparecido completamente .



Anuncios