me encuentro por Skype con ese “león herbívoro” que está ahora mismo apurando la temporada en Mendoza, Argentina.
no nos hemos visto en años pero seguimos hablando por los codos, como el día en que nos conocimos en la Embajada de España de Buenos Aires: de diseño, de hijos, de escuelas y de clientes.

 Manela es un tipo estupendo: valiente, simpático, profesional, amigo.

aquí veis el rotundo cartel con el que participó en la última bienal de diseño iberoamericano; también destaca por su actividad docente, de la cual mantiene un blog, donde se puede leer un emotivo texto dirigido a sus alumnos.

al despedirnos, me dan ganas de darle un gran abrazo a través de la pantalla de mi netbook, pero Skype todavía no me lo permite; ya llegará….

y ahora que me acuerdo: al hilo de la conversación sale el tema de la subcontratación de diseño gráfico a la Argentina por parte de empresas españolas; creo que es un sistema en el que todos podrían ganar: los de allí por tener más trabajo y los de aquí logrando mejorar sus tarifas. sin embargo:
– yo lo intenté alguna vez hace un par de años y no funcionó por que  había nula capacidad de gestión del proyecto por parte española.
– me comenta Sergio que se lo han propuesto recientemente a él y que tampoco ha sido posible porque el precio que le ha ofrecido la editorial española es inferior incluso a lo que se paga en la Argentina.

dos casos no pueden ser la base de una teoría universal, pero no hablan muy bien de nuestra profesionalidad, ¿no?

Anuncios