espeluznantes las imágenes de los albatros muertos por ingerir detritus que flotan en el atlántico norte. las encuentro en Le Monde de ayer y son de un tal Chris Jordan. por lo visto, el “continente” de porquería forma un bloque del tamaño del estado de Texas y tiene 10m de profundidad. los albatros lo confunden los plásticos con comida y además de comerlo, se lo dan a sus crías, que mueren asfixiadas con el estómago lleno de piezas de colores. es curioso: en este caso se descomponen los cuerpos antes que las entrañas… ¡ojalá el diseño pudiese evitar esto! 
Anuncios