hace dos años (¡este blog se está haciendo viejo!) escribí un post especulando sobre la desmaterialización de los objetos.
existía ya la empresa Materialise, que fabrica por encargo a partir de archivos informáticos con tecnología de impresión en 3D.
pues ahora es Droog quien se mete en este jardín, con un concepto parecido pero más versátil, el “downloadable design“: el consumidor compra por internet el archivo de un diseño, y lo lleva a su fabricante local para que lo produzca, introduciendo las modificaciones que desee.

según anuncia Droog, los posibles beneficios de este nuevo modelo de negocio son unos menores costes de producto, menos transporte y menos residuos, nuevos diseños, menor inversión por no necesitar almacenamiento, mayor capacidad de respuesta de las cadenas de producción, implicación del usuario en el diseño final. además, el “diseño por descarga” puede jugar un papel crucial en el caso de emergencias globales. (traducción libre).

este proyecto de Droog está desarrollado en colaboración con la fundación Waag Society, una organización dedicada a la tecnología creativa para la innovación social que hace proyectos magníficos.

Anuncios