recomiendo que las miréis bien, porque lo de tres buenas exposiciones de diseño en el Círculo de Bellas Artes de Madrid a la vez, no lo vais a volver a ver pronto.


la primera (por orden cronológico), al de Martín Azúa: se llama “A la mesa” y trata de diseño aplicado al entorno de la cocina. el diseño expositivo está bien resuelto, el catálogo está bien y la selección también. que por algo Martín está donde está, porque hace las cosas bien. y antes de que critiquéis, una advertencia: por supuesto que faltan muchos utensilios y cachivaches de esos que los foodies descubrimos hasta debajo de las piedras, pero no hay que querer verlo como un catálogo de Vinçon, sino como una nueva explicación de para qué sirve el diseño, tomando como ejemplo el entorno de la cocina: en la línea de las expos didácticas del ddi.

la segunda, “Todo es diseño“, comisariada por Oscar Mariné. ojo, de entrada hay que decir que a pesar de este título tan categórico, lo que se muestra es diseño gráfico, español e internacional. la verdad es que tiene que ser muy difícil reducir a 40 el número de profesionales que representan el diseño español. como indicio para los morbosos, solo 12 de los 40 (un 30%) son madrileños; los otros, de la periferia. si busco un adjetivo para describir la expo, “solemne” es lo que me viene a la cabeza: la circulación esférica, todo en grises y negros, iluminación puntual, etc. y no digo que esté mal la solemnidad (que tal vez sea incluso necesaria en los tiempos que vivimos), pero me sorprendió. tengo que decir que me ha parecido magnífico el catálogo y recomiendo que si podéis comprarlo, no os lo perdáis: es interesante tanto por lo que allí se muestra como por la calidad de su diseño editorial: en mi opinión, las obras lucen mucho más en el libro que en los plafones de cartón pluma de la expo. no en vano Mariné es diseñador gráfico y cuenta, además, con un equipo de calidad y dedicado (Valeria, Carolina, Clara). me pilló mal la inauguración, con mucho trabajo, así que no pude ir. pero me contaron que, por supuesto, allí estaba todo el diseño capitalino, y alguno más. también me contaron que la azotea del Círculo, siempre tan agradecida, tuvo a bien desplegar la tormenta perfecta sobre el cielo de la ciudad, para amenizar la velada. los de ICOGRADA, que en esos días celebraban en Madrid su design week, debieron quedar “flaseados”, como dicen por aquí.

la tercera: se trata de una versión reducida de “Suma y Sigue“, la muestra de diseño valenciano comisariada por Paco Bascuñán y Nacho Lavernia de la que ya he hablado en ocasiones. hay ejemplos del diseño en todas sus expresiones, desde moda hasta interiorismo, pasando por muebles, packaging, identidad corporativa, señalización, etc. y es una expo alegre: con una moqueta magenta fluorescente que inunda la pequeña sala de una luminosidad muy agradable. algo que me ha gustado mucho es la forma en que están expuestos ciertos logos, por ejemplo (en un soporte corpóreo separado 1cm de la pared ), o el hecho que se pongan las botellas de vino para mostrar sus etiquetas. el conjunto es desenfadado, tiene un desorden contralado y resulta apetecible. su autor es Daniel Nebot, por cuya mente diseñística no pasa la edad, por lo visto. el catálogo, ya lo dije en su día, es otra gozada. a por él también, si no vais muy apurados de pasta. a esta inauguración acudimos: algún representante de las fuerzas vivas de la Comunidad Valenciana, los del departamento de promoción del DDI, dos de AEPD y uno de DIMAD, Vicente Porres y Susana, mi estudio en pleno (4), y media docena de “canaperas”. y ya. no sé si será cosa del diseño levantino, porque recuerdo, hace muchos años, una expo estupenda de Bascuñán en el IED a la que no acudió N-A-D-I-E (creo que ni los del IED): fue desolador. en fin: alguien comentaba a ver cuándo montamos una expo de diseño madrileño tan buena como esa y la mandamos a Valencia. pues eso, a ver. apuesto a que, al menos, tendrá más público.

Anuncios