esta humilde maletita, lo creáis o no, cuenta con una prestación extraordinaria: “diseño gráfico para sensaciones extremas“. así consta en su descripción.
y yo ahora pregunto a los diseñadores gráficos: vosotros sabíais hacer esto, todo el rato, ¿y no me lo habíais dicho? hubiésemos podido aplicar diseño gráfico para sensaciones extremas a folletos, catálogos y libros, ¿y os lo habéis callado? ¿a marcas, carteles, etiquetas y rótulos? y la señalización, ¿eh? ¡podríamos aplicar el diseño gráfico para sensaciones extremas a la señalización, para amenizar un poco los recorridos, al menos! de haberlo sabido, algo se nos hubiese ocurrido…
yo no digo nada, pero si uno sabe hacer diseño gráfico para sensaciones extremas, lo cuenta: sois unos insolidarios.
y estamos en Navidad, ojo.

Anuncios