un par de cosas solo, de fin de semana:

1- me he vuelto fan total de la nueva sección del FT Weekend “Agony Uncle”, sobre normas de urbanidad. es una pequeña delicia, un concentrado de humor inglés.

2- el artículo de Tyler Brulé de este sábado en su columna Fast Lane es muy interesante: argumenta que el declive en el negocio editorial no se debe a la aparición del e-book sino a lo mal que se gestionan las librerías; a continuación, describe su librería ideal, desde el olor que tiene que tener hasta cómo tienen que vestir los dependientes: toda una lección de diseño de servicios en unas pocas líneas.

desde luego, la imagen que tiene Brulé de lo que tiene que ser una librería no se ajusta a una de las últimas que se ha abierto en Malasaña, Tipos Infames: ni cruje el parquet, ni es oscura y polvorienta, ni siquiera te dicen nada sobre los libros que venden. pero lo de mezclar el vino con los libros tiene su gracia: recomendado.

Anuncios