coincidiendo con la convocatoria de otro premio de estos de prestigio, el grupo de opinión Design Assembly ha publicado un post titulado: “NO CONTEST”, o sea, “no concurso”.
la entradilla es simpática: “solo los peluqueros se dan unos a otros más premios que los diseñadores”, y el texto discurre sobre la inflación de premios y lo caro que resulta concursar.
(traduzco): ¿por qué tantos diseñadores jóvenes (y otros ya consolidados) están dejando de concursar? hay un sentimiento de que los premios no llegan a reflejar lo mejor que se ha hecho en un año de trabajo y que no representan la verdadera oferta del sector. es como si tantos concursos no fueran más que una forma de darse importancia, a lo que se añade la frustración que provoca el que tan pocos, fuera del sector, reconozcan dicha importancia. también se piensa que siempre compiten los mismos, que siempre juzgan los mismos y que siempre ganan los mismos. 
tal vez por eso el Honorable Sobrino, presidente de ADG FAD, ha decidido solicitar la presencia de “observadores” a la reunión del jurado de los premios Laus de este año, como si tratara de unas elecciones en un país corrupto. lo único es que los observadores, en este caso, vienen invitados por los mismos organizadores de la contienda. damos un voto de confianza a Sobrino, porque él al menos, con sus ideas radicales, intenta remediar uno de los problemas de los Laus. habrá que ver en qué queda todo esto… 


nota: la imagen es de la web de Dowling Duncan, en una entrada que, elocuentemente, titulan: “no concurses tanto y gana más”.

Anuncios