mientras en Madrid sigue lloviendo cats and dogs, como dicen los ingleses, le doy un vistazo al periódico digital lainformación.com, que miro de vez en cuando por recomendación de Ignacio Valero, gran diseñador de iluminación y mejor amigo.
este periódico es curioso porque la mayoría de noticias no están redactadas sino enlazadas de otros medios: sin duda es un nuevo tipo de prensa. y en él encuentro un artículo sobre diseño que tenía sentido (now, ¡esto sí es una noticia!). el artículo es sobre etiquetas de vino, y en ella se citan a tres diseñadores diseñadores:
– el vallisoletano relocalizado en Murcia Eduardo del Fraile, que ya he citado muchas veces aquí, por amigo y por buen profesional.
– los riojanos Moruba, a los que no tenía localizados y que vale la pena tener en el radar
– la catalana Rosa Lázaro, que sigue en Barcelona y había tiempo que no oía nada de ella: me alegro de que siga en la brecha y con una web estupenda
y a dos ilustradores:
– los oscences Mingarro, relocalizados en Barcelona bajo el nombre de estudio Brosmind, con este estilo peculiar que no para de hacerles ganar premios  
– el norteamericano Eduardo Bertone (tremendas ilustraciones), al que confieso que no conocía.
qeda claro en el artículo que los recursos que se utilizan ahora para las etiquetas de vino son cada vez más y más insólitos.
por mi parte, reconozco que la etiqueta pesa mucho en la compra, pero a mi ya me da rabia esto, porque luego me da pena tirar la botella y ya solo me faltaba esto: coleccionar botellas de vino vacías…

Anuncios