sacado de la presentación de O’Kennedy

la primera parte de  la pasada conferencia del DMI se dedicó a funciones otras que el diseño, para ver cómo se posicionan frente a los clientes. se habló de la calidad, de marketing y de publicidad.
Tim O´Kennedy, ex Saatchi&Saatchi, entre otras agencias de publicidad, y actual CEO de los premios AD&D, hizo una presentación muy sincera sobre la relación entre las agencias y sus clientes, que acabó de forma brillante con la siguiente comparación: los publicistas son como perros: simpáticos, revoltosos, alegres y  pelotas, mientras que los diseñadores son como los gatos: estirados, huraños, severos y snobs.
la audiencia rió de buena gana y durante los dos días que duró la conferencia las referencias a perros y gatos fueron recurrentes.
se me ocurre que algo parecido pasa con los diseñadores de moda: se meten a la administración en el bolsillo a base de mandar invitaciones a los eventos, hacer descuentos en los productos, mandar obsequios y darles a los funcionarios y a los políticos la ilusión de pertenecer a la farándula, aunque sea por el tiempo de un desfile. y mientras, ¿qué hacen los diseñadores gráficos con los políticos? les riñen por un quítame allá este pantone, esta tipografía o este concurso mal convocado. resultado: los modistos se llevan la pasta y los gafapastas se llevan la bronca.
esto es una simplificación extrema, incluso una reducción al absurdo, pero tal vez deberíamos ir pensando en cambiar de estrategia y ser más perros, o al menos más simpáticos…

Anuncios