estupendo artículo en el New York Times sobre el tema de la “artesanía en serie”.

la uniformidad que nos imponen las grandes cadenas (todos nos acabamos rindiendo ante el argumento del precio) se intenta mitigar con el retorno a las raíces, buscando en la artesanía el acento personal.

pero a resultas de esto, hélas, los artesanos se ven sometidos a la presión de un volumen de producción inhabitual y difícil de gestionar.

como ejemplo, el pobre artesano de Chicago que se cita en el artículo, obligado a improvisar una auténtica línea de montaje de mesas auxiliares de nogal para poder servir el pedido de CB2, una nueva cadena de mobiliario barato pero stylish, subsidiaria de Crate and Barrel, que se está abriendo camino en Nueva York (con COCOs incluidos, como por ejemplo este burdo ripoff de Aalto).

Anuncios