súper interesante, y sobre todo útil, el diseño de un estudiante de Melbourne ganador del James Dyson Award que se publica en Design Indaba hoy. se trata de un aparato especialmente pensado para las épocas de sequía, que capta la humedad del ambiente  y la condensa gracias a las diferencias de temperatura; el agua queda así almacenada en un depósito del que se extrae para irrigar.

es interesante ver la lista de proyectos españoles que fueron seleccionados para la final de este premio, que se centran sobre todo en diseño para discapacitados, diseño para todos y ecodiseño y que se puede consultar aquí. ¡cómo han cambiado las cosas en general, y los premios de diseño en particular!

de entre esta selección cabe destacar, por su cuidada realización, el proyecto de fábrica de jabón casero de Analía Blanco, una curiosa idea que también quedó seleccionado en los premios ADCV (categoría estudiante).

Anuncios