2009 fue el año del gran susto: se nos puso una grimace (mueca de disgusto, reprobación o dolor) casi permanente, y hasta hoy.

pues ya está bien: mientras el sistema se desintegra, habrá que fijarse en las puestas de sol, rodearse de gente buena y prestarse a dar y recibir abrazos pour un oui ou pour un non.

pero como que en estos tiempos nada es fácil, hay que elegir bien la sonrisa porque no todas son iguales: se ve que va por barrios.

– la RAE, escueta, dice que “sonrisa es la acción y efecto de sonreír”, mientras que “sonreír sería “reírse un poco o levemente y sin ruido”. es una sonrisa tipo fotomatón, para entendernos, que no vale para 2012 porque no sale de dentro.

– para el Larousse en línea, “le sourire” es “une expression rieuse, marquée par de légers mouvements du visage et en particulier un élément de la bouche qui indique le plaisir,  la sympathie, l’affection, etc“. esta es una sonrisa tontorrona, y tampoco me vale: porque una cosa es que nos lo tomemos deportivamente y otra muy distinta, que vayamos a tragar con todo.

– para el Webster, en cambio, “a smile” es “a facial expression in which the eyes brighten and the corners of the mouth curve slightly upwards and which expresses especially amusement, pleasure, approval, or sometimes scorn“. esta sí: los ojos brillan y los labios se mueven hacia arriba para expresar diversión, placer, aprobación y a veces, desprecio. esta es exactamente la actitud 2012, con la correcta panoplia de expresiones que vamos a necesitar.

así que yo pienso sonreir en inglés todo el rato, empezando desde ya.

y os deseo a todos un sonriente 2012.

Anuncios