20120713-084004.jpg

20120713-084139.jpg
en los EEUU, el comité olímpico se financia de forma privada. esto lo ha llevado a extremos curiosos, como el de aceptar a empresas extranjeras como donantes de fondos en alguna ocasión (BMW), lo cual levantó muchos comentarios sorprendidos y un debate sobre lo adecuado de esta medida, desde un punto de vista ético.

para los JJOO de Londres, el diseño de la equipación se confió a la casa Ralph Laurent, what else? hasta aquí, todo bien. pero hoy se ha desvelado que dicha empresa ha mandado confeccionar los uniformes en China: ¡oh!

la noticia ha hecho temblar los cimientos de la nación y todos, de uno u otro partido, elegidos o ciudadanos, han reaccionado airadamente, llegando hasta pedir que se quemen los uniformes y que se confeccionen de nuevo localmente por parte de la deprimida industria textil americana.

esto con un diseño local y más que digno.

no quiero ni pensar qué pasaría en Washington si además de confeccionado en China, su uniforme olímpico tuviese un diseño horripilante y de origen desconocido, como el español…

(nota tranquilizadora: los taconazos del “figurín” se deben a la neurosis depresiva común a los ilustradores de moda; el calzado real de las olímpicas norteamericanas es un “derby” clásico, plano, obviously.)

Anuncios