estoy un poco insistente con lo de Enric Jardí estos últimos tiempos, ya lo sé.

el caso es que un tiempo atrás me hizo llegar su último libro “Pensar con imágenes” (Gustavo Gili), y estos días lo he rescatado de la gran pila de las cosas por leer y tengo que decir que es muy recomendable.

“Pensar con imágenes” es un libro ameno y con el que se aprenden un montón de cosas. además, tiene un poco de manual de ejercicios del Prof. Layton, esos que anuncia Punset, porque en cada apartado te propone el reto de resolver la ilustración de un concepto, a cual más complejo. me gusta este aspecto práctico: aunque no des ni una, te hace pensar.

página tras página se desvela lo difícil que es una buena ilustración, que consiste en visualizar el sentido del texto, más que en ejecutar una imagen más o menos alegórica. por esto muchos buenos dibujantes son malos ilustradores. la campaña “Libros a la calle” de Metro de Madrid, que viene publicando textos ilustrados desde 1997, es un buen campo de observación para ello.

bueno, total, que Jardí es de esos personajes a quienes les sobra el talento y que no tienen miedo a compartir sus aprendizajes, sus trucos y sus recursos y solo queda agradecérselo, una vez más.

Anuncios