figura_packagingAlegría Indutries tuvo la idea de sacar el muñequito del futbolín y darle vida propia. como si fuese un petit bonhomme de pain d’épices que en vez de echar a correr, se quedase pegado a la nevera

luego ERRETRES le rediseñó el packaging para convertir el muñequito en un objeto cariñoso y de altos vuelos…

más info sobre el caso, en el blog “driven by design” de erretres.

Anuncios