de la lista de cosas que me quedan por hacer después de la conferencia del DMI en Madrid, la que reza: “llamar a Earl” ya la puedo tachar, ya que Earl Powell, ex-presidente del DMI, acaba de fallecer.
me hubiese gustado contarle que estuvo bien y decirle que nos habíamos acordado de él. aunque solo fuese esto.
cada vez hay más cosas que se tienen que hacer sin pensar.

Anuncios