ya está, es oficial: la semana que viene me marcho a Savannah, Georgia, a dar clases en SCAD.
confieso que dejar Madrid me cuesta mucho, por muchos motivos, y especialmente estos días en los que la primavera empieza a apuntar, pero regresaré en un par de meses y entonces sabré cuál será mi próxima etapa personal y profesional.
hasta entonces, prometo escribir más seguido y teneros al corriente.

este es el post que escribí, y no publiqué (no recuerdo la razón), en marzo.
ahora ya está claro: me incorporo como profesora del grado de Diseño de Servicios de SCAD el 15 de Sept., y para un año lectivo.

lo cierto es que disfruté ese trimestre de primavera: Savannah es una ciudad pequeña y agradable, voy en bici a todas partes y tengo tiempo para estudiar, preparar bien las clases y tiempo para mí. el océano está a 20′ (en coche, grrr..) y hay un estupendo Farmer’s Market los sábados. hay más árboles que edificios, muchísimos pájaros, huele bien y es silencioso. tanto mis colegas como los estudiantes son entusiastas de lo que hacen, respetuosos y amables conmigo: ¿qué más se puede pedir?

cuando me echaron del Ministerio, en 2007, todo el mundo me preguntaba si iba a regresar a Barcelona; yo sabía que no, que antes me iría a Nueva York. Savannah no es NYC, por supuesto, pero nos vamos acercando… : )

de momento estoy en Chile, disfrutando de una nueva colaboración en el MADA, haciendo esto. en unos días me voy a casa/SAV, desde donde seguiré dando noticias.

Anuncios