unos días en Chile: con frío, cansancio y un buen “remezón” (o sea, un terremoto de 6,4)… ¡y tantas satisfacciones!

el workshop de Business Design en el MADA, un verdadero placer: por los participantes, por el caso que aportó la ONG Desafío Levantemos Chile y por la organización.

es apasionante la aplicación de esta pauta de trabajo a las organizaciones que no responden a la lógica tradicional de los negocios, no solo porque encontramos soluciones factibles e interesantes, sino porque nos podemos alinear a su informalidad tanto como sea necesario para que se reconozcan y las adopten.

y en general, me gusta la adrenalina que da la incertidumbre al inicio del proyecto (“¿y si esta vez no sale nada?”), y luego ver como la solución aparece porque ya estaba allí y solo había que ponerse en la actitud de ver. la escultura escondida en del bloque de piedra. ¿la gestión como una de las bellas artes? ejem…

aparte de esto, las conversaciones con los colegas, el primer Service Design Drinks del Chapter Chileno del SDN (en un restaurante catalán, ala independentista), los paseítos por Santiago (siempre demasiado escasos), las librerías, la artesanía, …  si soy honesta diré que Santiago no me gustó la primera vez que la visité, pero ahora cada vez me cuesta más irme de allí.

de todas las fotos, me quedo con la de la guardería impulsada por DLCH en el cerro calcinado de Valparaíso y m acuerdo de las maestras, los albañiles, el constructor, … toda una lección.2014-08-22 16.24.07

Anuncios