unos días en Chile: con frío, cansancio y un buen “remezón” (o sea, un terremoto de 6,4)… ¡y tantas satisfacciones!

el workshop de Business Design en el MADA, un verdadero placer: por los participantes, por el caso que aportó la ONG Desafío Levantemos Chile y por la organización.

es apasionante la aplicación de esta pauta de trabajo a las organizaciones que no responden a la lógica tradicional de los negocios, no solo porque encontramos soluciones factibles e interesantes, sino porque nos podemos alinear a su informalidad tanto como sea necesario para que se reconozcan y las adopten.

y en general, me gusta la adrenalina que da la incertidumbre al inicio del proyecto (“¿y si esta vez no sale nada?”), y luego ver como la solución aparece porque ya estaba allí y solo había que ponerse en la actitud de ver. la escultura escondida en del bloque de piedra. ¿la gestión como una de las bellas artes? ejem…

aparte de esto, las conversaciones con los colegas, el primer Service Design Drinks del Chapter Chileno del SDN (en un restaurante catalán, ala independentista), los paseítos por Santiago (siempre demasiado escasos), las librerías, la artesanía, …  si soy honesta diré que Santiago no me gustó la primera vez que la visité, pero ahora cada vez me cuesta más irme de allí.

de todas las fotos, me quedo con la de la guardería impulsada por DLCH en el cerro calcinado de Valparaíso y m acuerdo de las maestras, los albañiles, el constructor, … toda una lección.2014-08-22 16.24.07

ya está, es oficial: la semana que viene me marcho a Savannah, Georgia, a dar clases en SCAD.
confieso que dejar Madrid me cuesta mucho, por muchos motivos, y especialmente estos días en los que la primavera empieza a apuntar, pero regresaré en un par de meses y entonces sabré cuál será mi próxima etapa personal y profesional.
hasta entonces, prometo escribir más seguido y teneros al corriente.

este es el post que escribí, y no publiqué (no recuerdo la razón), en marzo.
ahora ya está claro: me incorporo como profesora del grado de Diseño de Servicios de SCAD el 15 de Sept., y para un año lectivo.

lo cierto es que disfruté ese trimestre de primavera: Savannah es una ciudad pequeña y agradable, voy en bici a todas partes y tengo tiempo para estudiar, preparar bien las clases y tiempo para mí. el océano está a 20′ (en coche, grrr..) y hay un estupendo Farmer’s Market los sábados. hay más árboles que edificios, muchísimos pájaros, huele bien y es silencioso. tanto mis colegas como los estudiantes son entusiastas de lo que hacen, respetuosos y amables conmigo: ¿qué más se puede pedir?

cuando me echaron del Ministerio, en 2007, todo el mundo me preguntaba si iba a regresar a Barcelona; yo sabía que no, que antes me iría a Nueva York. Savannah no es NYC, por supuesto, pero nos vamos acercando… : )

de momento estoy en Chile, disfrutando de una nueva colaboración en el MADA, haciendo esto. en unos días me voy a casa/SAV, desde donde seguiré dando noticias.

en la siempre interesante newsletter de INSITUM, encuentro este artículo de Ken Anderson (Intel) sobre la utilización de la etnografía hoy.

que unas pocas observaciones sobre el terreno no son suficientes para tomar decisiones trascendentes (y que comprometen dinero de otros), ya lo sabíamos; pero cómo y hasta dónde nos valen, esta es una pregunta interesante.

en esta línea, me interesa este concepto de “ethno-analytics” que describe el autor: “We use ethnography not as the output but as an input for a data mining approach to mapping the relationships in a business ecosystem. This has enabled us understand the dynamics and points of flux of a system, like that of a data economy, as well as, identify entry points to create order in the system.”

habrá que seguir indagando por ahí.

hablé de de mi reciente viaje a Chile y no mencioné la revista DISEÑA, en cuyo último número sale reseñado mi libro sobre gestión del diseño, “Diseño Rentable”.
me hace ilusión que la crítica proceda de dos profesionales a las que tengo mucho respeto y consideración como son Mercedes Rico, diseñadora y académica de la Universidad católica de Chile, y Rossana Bastias, doctora en Diseño y académica de la Universidad de Valparaíso. a ambas agradezco su interés.
y me halaga haber aparecido en un medio como el que dirige Ximena Ulibarri, y más en este número, que trata de “Diseño en Regiones”, un tema que me apasiona.

17 days in Chile, springtime and teaching? it does sound good, and was even better. a great experience indeed, running a “Business Design” module included in the Master Course in Advanced Design of the Universidad Católica in Santiago: great and supportive team, a bunch of commited students working hard,  very exciting meetings with number of innovative chilean companies…

…followed by a participation in the Design Tour Festival 2013 organized by INACAP University, that took me to Osorno (south of Santiago, but not south-south), and back to Santiago; it was a pleasure to share such good moments with colleagues with diverse experiences and approaches.

the it moment of the whole trip was when María Ignacia and Connie, two students who had seen me a year ago at the Diego Portales University, approached me to have their copies of “Diseño Rentable” signed: what can I say?

there are so many interesting people I have met and so many wonderful things I have seen all along these days in über cool Santiago that I should write a book instead of a post: I’ll spare you this and urge you to fly over, asap, while I try and catch up with things in Madrid…

hace un par de semanas estuve en Vic, of all places. una combinación de circunstancias y una amable invitación por parte de una profesora de la EASD, Laura Mas, lo hicieron posible.

el objetivo: dar clase de gestión del diseño y diseño de servicios en la escuela de arte y diseño a un puñado de estudiantes listos y con ganas de provocar y de comerse el mundo. fue una experiencia estupenda, espero que para ellos también.

en otros sitios vas a dar clase y te vuelves a casa. en Vic, después de la clase hice lo siguiente:

– asistir a una inauguración de una buena exposición en el Centro de Arte Contemporáneo, junto al director de la escuela y un grupo de profesores, entusiastas y enamorados de su ciudad

– escuchar a una de las profesoras explicar un proyecto final de estudios de unas interioristas en el que se mezclan con éxito el diseño, el arte y la acción social (salió reseñado por Daniel GiraltMiracle en La Vanguardia, pero no me llevo bien con la web de este periódico)

– ir a la Riera para ver el proyecto y encontrar un restaurante como Cal’U con un menú del que fui incapaz de perdonar ni los postres

– volver caminando por las calles literalmente desiertas hasta el hotel über cool situado justo en el antiguo edificio de la estación de tren

– levantarme para ir al mercado del sábado, y feriarme como si no hubiese mañana: salchichón (of course!), setas recién cogidas, quesos de cabra artesanos, llonguets (un tipo de pan “en peligro de extinción”), tomates de invierno, escarola lisa, cuchillos Pallarès de mango de boj, …

– tomarme un café de los buenos con un par de los mejores panellets (empiñonados) que recuerdo haber comido nunca.

– montarme en un cercanías, cambiar en la estación de Sants y llegar en AVE a Madrid con todo un domingo por delante.

¿qué más puedo decir? ¡que me tendrán allí cuando quieran!

siempre es un placer visitar Santiago: los amigos, el entorno, la comida, todo me gusta, ¡hasta el clima! por eso cuando vi la posibilidad de combinar un par de cosas y así poder aceptar la invitación de la DAG para asistir a su Foro de Edición y Diseño, no lo dudé.

además de moderar la mesa redonda del último día del FEED, tal como se me había solicitado, pude asistir a todas las sesiones, talleres incluidos: un lujo. y el resumen es que me ha impresionado lo que he visto allí.

yo soy ferviente partidaria de soluciones locales entrelazadas para superar el cul-de-sac en el que nos hemos metido con este sistema económico, y lo he dicho públicamente en otras ocasiones (por ejemplo, en este video. durante estos dos días en Galicia, además de los invitados estrella (César Ávila y Héctor Serrano, que estaban perfectamente alineados con los locales) he visto una buena docena de experiencias de estas que te devuelven la confianza en el sector y en el país. sin ser exhaustiva, cito a: Pancho Lapeña, Fabulatorio, Cen Litros Metro Cadrado, Uqui Permui , UnDo ReDo , Arturo Alvarez o Fruto DS.

cada uno de ellos a su manera mantiene una conexión consciente con el territorio, una relación que enfocan desde una perspectiva radicalmente contemporánea en la que lo grande y lo pequeño, lo global (el mundo) y lo local (mi calle) encajan y se complementan sin estridencias ni contradicciones porque se trata de hacer bien algo bueno.

en el vuelo de regreso, venía leyendo una artículo en El País, sobre este nuevo concepto de “riqueza socioemocional”, acuñado para las empresas familiares, y que designa aquellos beneficios extraeconómicos por los cuales este tipo de organizaciones está dispuesto a dejarse la piel y que se concreta en: “satisfacción de la necesidad de pertenencia, afecto e intimidad, perpetuación de los valores de la familia a través de la empresa, preservación de la dinastía familiar o conservación del capital social de la familia”. pensaba que si cambiaba “familia” por “territorio”, tenía una buena descripción de lo que había visto este fin de semana.

en efecto, parece que a estos pequeños empresarios, diseñadores o no, les importa más contribuir a preservar la cadena de producción local que quejarse por los impagados; que prefieren nutrir a los oficios de su entorno que hacer cola a la puerta de las multinacionales para ver si les ofrecen un contratito; que se sienten más orgullosos de hacer una tirada corta de un producto en el que creen, que de fabricar miles de cosas siguiendo los humores cambiantes del famoso usuario*. serán pocos, pero ¡qué importante me parece lo que hacen!

¿y no hay en Galicia empresarios decepcionantes? haberlos, haylos, y todos los conocemos: sus hazañas fueron ampliamente comentadas en pequeños corros a la hora de las cañas, pero no asomaron su cabecita por el foro; será que, entre otras cosas, no les gusta aprender.

en cualquier caso, recomiendo mucho la asistencia a este evento en su próxima edición: es un baño de realidad y de coherencia, sin pretensiones ni palabrería, un evento bien organizado, a un coste más que razonable y en un entorno espléndido como es el compostelano.

* esto es una simplificación, por supuesto. ya os oigo refunfuñar y decir que no es incompatible, pero ya sabéis a qué me refiero…

preparando la clase de esta tarde sobre estrategia para el master de diseño estratégico en la escuela Trazos_Pro, un programa interesante dirigido por Pablo Rubio con ayuda de su incondicional Ana Echegoyen.
los asistentes: 8 personas listas y con ganas de aprender.
el programa: diseño y empresa a “360”, mezclando tarima, talleres, conferencias y un proyecto experimental extraordinario.
los colegas: un plantel de profesionales alto nivel (y yo).
las instalaciones: un hangar al final de un pasadizo entre casitas y talleres, antigua morada de la Academy de EXPERIMENTA (muy bien puesto todo).

ganas de que lleguen las 19h.

¡por fin llegó la fecha! este fin de semana se celebra en Matadero el mercado central de diseño: con este fantástico día que hace en Madrid hoy, no hay mejor plan que bajarse al Río y pasar a ver esa colección de objetos seleccionados con mimo por DIMAD, tomar algo con los amigos y escuchar buena música en directo mientras los niños entretenidos en talleres interesantes y amenos.
¡allí nos vemos en un rato!

Enric Jardí dirige un Máster de tipografía en Eina. esta es la noticia. lo que no es noticia, viniendo de Jardí, es que esté tan bien preparado (me guardo la Guía Docente como ejemplo).
ya que no lo puedo cursar yo, animo a los demás a que lo hagan: todo el máster, una parte, un módulo. seguro que van a disfrutar y que van a aprender mucho más que tipografía.
para acabar de decidiros, o para que se os haga la boca agua, podéis ir a la sesión de información del próximo día 10 de octubre en Eina, o meteros en la web de EINA.
ya me contaréis…